¿Cómo saber si mi Mascota tiene un Embarazo Psicológico?

El embarazo psicológico en nuestras mascotas, es más habitual de lo que creemos. Este padecimiento es un desequilibrio que sufren las hembras que no están esterilizadas después de pasar el celo. Si quieres saber más sigue leyendo.

embarazo piscologico

¿EMBARAZO PSICOLÓGICO O REAL?

El embarazo psicológico también llamado «pseudogestación«, es una representación física de un embarazo normal.

Este desequilibrio proviene de sus antecesores. Aún así no existen causas específicas las cuales produzcan este embarazo psicológico en las mascotas.

Se piensa que es porque después de que la hembra tenga el celo, sus ovarios comienzan a producir hormonas independientemente de si está embarazada o no lo está. Esas hormonas se encargan de preparar el útero para recibir a los fetos. Si la hembra estuviera embarazada de verdad las hormonas continuarían produciéndose hasta que nazcan los cachorros. Pero si no lo está, los niveles de las hormonas empieza a disminuir a las 4/6 semanas. Al principio cuando se da el aumento de las hormonas, provocan cambios que imitan el embarazo y cuando disminuyen se envían unas señales al cuerpo que hacen que se estimule el falso parto y e desarrollo de la glándula mamaria.

Lo que si se sabe es que las hembras que no han procreado nunca, tienden a tener más probabilidades de sufrirlo.

Ante la sospecha de un embarazo psicológico o real en tu mascota, consulta a tu veterinario de confianza.

Síntomas de un embarazo psicológico

Durante los embarazos psicológicos, podemos observar que nuestra mascota muestra cambios a niveles físicos y de comportamiento. A continuación te enumeramos los más comunes:

  • Hinchazón del abdomen
  • Inflamación de las mamas
  • Producción de leche
  • Flujo vulvar
  • Aumento de peso
  • Alteración del apetito (no come o come demasiado)
  • Nerviosismo
  • Gimoteo constante
  • Más cariñosa o mimosa de lo habitual con los dueños
  • Comportamiento agresivo

Una manera de comprobar si tiene un embarazo psicológico es analizar como trata o cuida a sus juguetes. Normalmente los ven como sus cachorros por los que se los llevan a la cama, se ponen agresivas si alguien quiere quitárselos, los llevan a sitios calientes…

¿Cómo tratar un embarazo psicológico?

Una vez que has confirmado con el veterinario a través de una ecografía y por el comportamiento, que tiene un embarazo psicológico, el siguiente paso es determinar la intensidad de este desequilibrio.

Si el caso de tu mascota es leve, no necesitará de un tratamiento concreto. Los síntomas desaparecerán en los siguientes 20 días (aprox). Escóndele los juguetes que trata como hijos para que no pueda ejercer la maternidad. Además el veterinario puede recomendarte una dieta especial.

Si el caso es más grave, el veterinario puede administrar hormonas antiprolactínicas, que ayudan a detener la producción de leche.

Es importante tener en cuenta que si no drena el líquido por las mamas, se le puede hacer una mastitis.

Asimismo, si tu mascota tiende a tener embarazos psicológicos habitualmente, la mejor manera de tratarla es esterizándola. Esto ayudará a evitar embarazos, tumores en las mamas, cáncer de útero o infecciones del aparato reproductor.

También te puede interesar: «Alergias en los perros y gatos» y «Mi perro parece triste ¿Qué hago?«

Deja un comentario